Desde Sefarad
Anotaciones acerca de Oriente Medio.

Inicio > Historias > ¡Aleluya!

¡Aleluya!

Hoy estamos de suerte. Me entero en la bitácora de Óscar que un palestino, Sami El-Soudi, alza la voz contra su líder, Yaser Arafat. Increíble. Ojalá siente un importante precedente para que sus compatriotas entiendan que Yaser Arafat no les conducirá a la ansiosa paz que se desea para la zona.
El artículo está en inglés, pero Óscar ha traducido unas líneas:
Raras veces me meto en cuestiones de simbolismo psicológico, generalmente tratado por mi colega [Gérard] Huber, porque no es realmente mi especialidad. Pero en este punto no me molesta decir que el padre de la revolución palestina contemporánea se ha vuelto loco y está destruyendo su trabajo; de manera que debemos concebir matar al padre si no queremos morir con él.

Esto es lo que varios de mis amigos han estado pensando estos últimos días...seriamente sopesando todas las cuestiones políticas y éticas envueltas. Seamos francos: los judíos se están preguntando qué tipo de exilio sería el mejor para Arafat, pero para nosotros es una cuestión de cómo derrocarlo...sublevándonos, una revolución, un golpe, con el riesgo inherente de usar la fuerza bruta si trata de resistirse.

2003-09-23 a las 14:05 | jcohen | 1 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://jcohen.blogalia.com//trackbacks/11494

Comentarios

1
De: Pai Pallardo Fecha: 2003-10-29 07:38

¿Qué es terrorismo?
Terrorismo es el asesinato indiscriminado de población civil y destrucción de bienes llevado a cabo por organizaciones ilegales para someter mediante el miedo a una sociedad democrática e imponerse a ella como poder autoritario y excluyente.

1. La causa del terrorismo está en sí mismo, en monopolizar el poder, la motivación política que se atribuyen sólo es coartada.

2. Las coartadas más frecuentes son las ideologías redentoristas, como el comunismo, el nacionalismo y el islamismo.

3. El terrorismo, los antisistema, las mafias y el narcotráfico están conectados de una u otra forma entre sí y cada vez es más difícil detectarlos porque utilizan Internet para comunicarse y entrar en acción.

4. Tanto la causa de la miseria como de la riqueza de las naciones está en ellas mismas, y son las élites de los países pobres las que engañan a sus pueblos culpabilizando a otros Estados de sus desgracias.

5. El terrorismo es un fenómeno que nace en el seno frustrado de la burguesía de países o regiones ricas, como en Irlanda, vascongadas y en los estamentos privilegiados de los países árabes enriquecidos con petrodólares.

6. La pobreza y la miseria no generan terrorismo, sino mayor conformismo en el sometimiento, porque su prioridad es la supervivencia.

7. La caridad y las ayudas sólo contribuyen a perpetuar las situaciones de injusticia, porque se las queda la oligarquía corrupta dominante en los países subdesarrollados.

8. Sólo se puede desarrollar un país económicamente bajo el sistema político democrático, y dicho sistema no se puede imponer por la fuerza desde fuera, lo tiene que establecer el mismo pueblo que sufre la tiranía.

9. El terrorismo se ha convertido en una nueva táctica de guerra desde mediados del siglo XX. Por lo tanto debe combatirse con la represión armada asistida por los servicios de inteligencia.

10. Para acabar con el terrorismo es necesario cortarles las fuentes de financiación, mediante el control del petróleo por organismos democráticos internacionales, y suprimir los paraísos fiscales, que es el sitio donde fundamentalmente esconden su dinero, y desde donde reparten, pagan y sobornan.

11. Arafat y Palestina son el origen y la madre del terrorismo global, pero la situación palestina no tiene nada que ver con el atentado del 11-S, puesto que también hubo atentados contra las embajadas de EEUU en Yemen y Somalia en 1992/93 cuando las negociaciones de paz iban viento en popa en Madrid y Oslo, y en dichas ocasiones la intención del integrismo fundamentalista islámico era abortar dicho acuerdo de paz.

12. EE UU no es el problema sino la víctima y la solución, porque ya nos libró de Hitler y el fascismo, de Stalin y el comunismo y del imperialismo japonés, y ahora es el único país que tiene capacidad para librarnos del terrorismo. En todos estos casos los EE UU entraron en guerra por provocación y para repeler ataques.

13. El terrorismo musulmán sería impensable si no tuvieran el monopolio del petróleo, porque el Islam sólo tuvo fuerza cuando controló en la Edad Media la Ruta del Oro y de la Seda, y ahora, en la Edad Contemporánea, el petróleo.

14. El terrorismo necesita la financiación de súper-millonarios como Ben Laden o de poderosas organizaciones económicas o de Servicios de Inteligencia de países foráneos, y el cobijo y cobertura de Estados proscritos como Irak, Irán, Siria, Afganistán, Libia y Sudán, que manipulen personas descontentas, resentidas y frustradas para convertirlas en carne de cañón y propagandistas.

15. Cuando un tirano de un pueblo bárbaro y feudal dispone de dinero y armas poderosas se convierte en un peligro planetario. Ejemplo: Sadam Husein contaminó el cielo con el incendio de los pozos de petróleo de Kuwait, el océano con el vertido de millones de toneladas al mar y la tierra con terroristas suicidas.

16. Lo que no se puede negar de Mahoma es que creó un Estado en Arabia, conquistó un Imperio al frente de sus ejércitos, fundó una dinastía y basó su fuerza en la Yihad o Guerra Santa. El Islamismo es sobre todo y más que una religión, una teoría política teocrática, totalitaria, patriarcal, esclavista, imperialista y colonialista.

17. La época gloriosa de los Imperios musulmanes en España es un mito creado por la historiografía romántica, liberal y marxista. Sólo la ideologización e incultura hace posible que haya personas en España que ensalcen las cuatro invasiones musulmanas que sufrimos por parte de naciones de otros continentes, de aspecto, lengua y cultura totalmente distintas a la nuestra. Si finalmente logramos sacudirnos esos yugos, fue porque nuestra sociedad cristiana medieval era más culta, libre, progresista, adelantada y productiva.

18. Los imperios islámicos conquistaron y destruyeron civilizaciones más cultas, como Bizancio, Egipto, Persia, India y España, asimilando de ellas sólo aspectos superficiales. Todas las fronteras del Islam, desde que se fundó hasta ahora, han estado perennemente ensangrentadas.

19. Las democracias occidentales deben ejercer un control riguroso de las fronteras y establecer cuotas de inmigración por naciones, favoreciendo a los países amigos afines culturalmente, pues el establecimiento de colonias bárbaras en las sociedades avanzadas reproduce su organización tribal y, por tanto, a la vez que se convierten en un semillero de terroristas y mafiosos, las desestabiliza.

20. EE UU, a pesar suyo, no tiene más remedio que implicarse en la política internacional, puesto que los regímenes autoritarios asiáticos son una amenaza cierta y cada vez más poderosa para la democracia y los derechos humanos, los valores fundamentales de la Civilización.

Los que matan por la patria, la religión o un sistema económico no son patriotas, ni religiosos, ni idealistas, sino asesinos (Aznar, ONU, 23/09/03)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.156.47.142 (54b73ffcc4)
Comentario





  

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

Documentos


Blogalia

Blogalia


© 2002 jcohen